Contáctanos en el teléfono 660 32 78 21 o por e-mail: info@lasmodernas.es

Entrevista a Marta Extramiana:
«Para mí Vitoria es la ciudad en falsa calma».

Marta Extramiana (Vitoria-Gasteiz, 1964) acaba de publicar con Las Modernas su primera novela, comienzo de una prometedora saga decimonónica (Los archivos secretos del Ateneo) con la que espera rescatar del olvido a importantes figuras de la intelectualidad vitoriana. De momento, se han realizado 5 reimpresiones y se sigue vendiendo a un ritmo imparable. El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ofrece visitas turísticas guiadas por los escenarios de la novela. Todo ello, en una ciudad poco acostumbrada a las mieles literarias o a estar, en general, en el punto de mira cultural. Charlamos con Marta acerca de este éxito y de sus proyectos futuros.

el-caso-de-los-amores-proscritos-portada

1. El germen de esta novela, El caso de los amores proscritos, parece estar en tu interés por el vitoriano cementerio de Santa Isabel, al que has dedicado mucho tiempo de estudio. ¿Cuándo comienzas a pensar en escribir una obra de ficción y por qué?
Es curioso, si pienso en los pasos que me han llevado hasta aquí parece una trayectoria extraña y lógica a la vez.
La pintura y el dibujo me llevaron a inclinarme por la carrera de Bellas Artes. Y allí, la fotografía me hizo interesarme por el arte funerario. Cursando Historia del Arte, Ana de Begoña me hizo descubrir el arte del siglo XIX y, en especial, la joya olvidada de Vitoria: el cementerio de Santa Isabel. Y desde el estudio de su urbanismo, arquitectura, escultura… llegaron aquellos que habían hecho posible todo eso. Y aquellos y aquellas que convirtieron una ciudad oscura e insalubre en «la Atenas del Norte». ¿Cómo no imaginarlos caminando por la recién construida Plaza Nueva a la luz de las modernísimas farolas de gas, discutiendo sobre ciencia en el Ateneo o investigando medidas para paliar las enfermedades, mejorar la instrucción, la higiene, apostando por la educación femenina, por la libertad de prensa…?
Y desgraciadamente habían sido olvidados por la mayoría de sus conciudadanos (siempre he sentido debilidad por los olvidados). Por eso quería reivindicar su memoria. Y qué mejor manera que convertirlos en héroes de papel, trasladar a letra impresa las imágenes que estaban en mi cabeza: Gerónimo Roure entreteniéndose demasiado tiempo en el hospital para atender a un enfermo, el bullicioso cotilleo a la salida de San Miguel, la emoción de la entrada al teatro… Envolverlo en una trama ficticia pero posible y combinarla con el nacimiento del Ateneo.
Además la literatura siempre ha sido mi «vicio», devorarla e imaginar historias.

2. El siglo XIX ¿es el gran desconocido? ¿Por qué es importante ese siglo para la ciudad de Vitoria? ¿Y para España en general?
Para nuestra ciudad, en especial la segunda mitad del siglo, fue un momento de gran esplendor, de apuesta por la modernidad y por las ciencias y las artes. Está plagada de grandes hombres y mujeres.
En este siglo asistimos al nacimiento del ferrocarril, el nuevo hospital, la nueva cárcel, el nuevo mercado, la expansión fuera de la almendra medieval, el interés por los adelantos internacionales, el impulso a la educación (por un lado las escuelas para maestros y maestras, el instituto, las academias… y por otro los lugares de debate y estudio como el Ateneo, la Exploradora, la Cervantina, el Gabinete de Lectura…).
También estuvo sometido a la crisis económica (provocada por la especulación en bolsa y la caída de los valores de los ferrocarriles y los bancos ingleses), inflación, carestía, guerras carlistas, pérdida de los fueros, revoluciones… Fue un siglo convulso durante el cual la ciencia y el arte no se resignaban a dejar de brillar, incluso pretendían hacerlo con más fuerza.
Y respecto al Estado, la situación es parecida: un período de gran inestabilidad política, revoluciones y crisis económica y, sin embargo, ¡cuántos brillantes científicos y literatos!

_mg_0679

3. Dicen las malas lenguas que sientes una pasión desenfrenada por Gerónimo Roure, el protagonista de la novela. ¿Qué lo hace tan especial?
Tanto como pasión desenfrenada… Lo admiro profundamente, pero también a muchos otros que residen actualmente en mi querido cementerio. Sin embargo, creo que si no fuera por él muchos de nosotros no estaríamos aquí. Si no hubiera sido por su decidida campaña a favor de la vacunación, incluso poniendo dinero de su bolsillo, y sus medidas higiénicas, la viruela habría hecho estragos en la población, como lo hizo en otros lugares. Así que si nuestros ancestros hubieran fallecido antes de tener descendencia…

4. ¿Qué ha sido lo más difícil para ti de todo el proceso de escritura del libro?
Supongo que la documentación, porque soy un poco maniática. Aunque no aparezca en el libro, me gusta indagar lo máximo posible. En realidad, lo necesito para que los personajes estén cómodos y se pongan a hablar y moverse. Las tramas surgen de lo que voy descubriendo en los pequeños detalles.

5. ¿Cómo está siendo la acogida de esta novela?
Pues me alegra decir que bien. Hay mucha gente que me dice que le ha gustado, que es fácil de leer e interesante. Sobre todo parece que funciona el boca a boca.

6. ¿Qué podemos esperar de la continuación de El caso de los amores proscritos?
En ello estoy. El año 1867 es el de la Exposición de Artes, Ciencias e Industria de Vitoria y el año de la Exposición Universal de París. Gerónimo fue comisionado por el Ayuntamiento para acudir e indagar sobre los adelantos allí expuestos… y no digo más. Pero creo que será un poco más larga, espero que les guste a los lectores. Naturalmente habrá misterios que resolver.

7. ¿Qué es lo que te gustaría que los lectores te dijeran tras leerla?
«Me he divertido, me ha intrigado, los personajes se han convertido en amigos y conocidos y he aprendido».

_mg_0688

8. ¿Crees que Vitoria es una ciudad «novelable»?
Naturalmente. En principio todas las ciudades lo son y cada una a su modo. Algunas se prestan a las historias descarnadas y duras, otras al lujo o al romanticismo… Para mí es (parafraseando el título de Ainara Miguel) Vitoria, la ciudad en falsa calma. Un lugar en el que parece que no ocurre nada, pero…

9. ¿Cuáles son tus gustos literarios? ¿También son decimonónicos?
Los libros siempre han formado parte de mi vida. Mi madre decía que un libro era la manera de viajar en el espacio y en el tiempo, la manera de vivir 1.000 vidas. No recuerdo ver a mis padres sin un libro en la mano. Y como ellos, mis gustos son muy eclécticos (mi padre decía que hay que leer de todo, hasta lo que no es muy bueno, que de eso también se aprende). Novela histórica, Oeste, comedias, aventuras, intriga, terror, ciencia ficción, ensayo, teatro, poesía; autores japoneses, chinos, árabes… Tengo mis favoritos y otros que no quiero volver a leer porque me apasionaron; cuando lees a Salgari con 8 o 9 años te enamoras y cuando lo relees con 25 la magia se ha ido. A otros me da miedo volver, como 1984 o Walden 2, por lo deprimente.
Pero creo que tengo debilidad por la novela de intriga, y en especial por la del XIX o las que se sitúan antes de las pruebas de ADN y la luz ultravioleta, es decir, aquellas en las que el investigador ha de utilizar su ingenio y sus dotes de observación. Conan Doyle, Emile Gaboriau, Poe, Maurice Leblanc… O de autores más actuales que mezclan la intriga con la novela histórica, como la excelente El nombre de la rosa de Umberto Eco o las sagas de Lindsey Davis (en la Roma de Vespasiano), J. Rowland (en el Japón del siglo XVII), Peter Ellis (en la Inglaterra del siglo XII) o Robert Van Gulik (en la China del siglo VII).

10. Un deseo (literario) para el nuevo año 2017.
Que sea un año de grandes éxitos editoriales, sobre todo para la editorial Las Modernas, y que yo pueda participar en ellos.

Fotografías: © Clare Smith

Sobre Marta Extramiana

Marta Extramiana es licenciada en Bellas Artes e Historia del Arte. Ha trabajado como ilustradora, diseñadora, profesora de diseño gráfico y de historia de la moda, entre otras cosas, pero sin lugar a dudas la realización de una tesina sobre el cementerio de Santa Isabel de Vitoria en 2003 dio un gran giro a su carrera y a sus intereses. Actualmente es la mejor conocedora de su historia y de la vida de los ilustres ciudadanos que yacen en él, y ayuda en todo lo posible a fomentar su revitalización histórica mediante visitas guiadas, charlas, artículos y muchas otras actividades. Ha escrito también cuentos y guiones cortos.

Página web: https://www.facebook.com/cementerioSantaIsabel/

Filóloga románica, posgrado en Desarrollo de Proyectos Editoriales. Editora y correctora. Ha desarrollado su labor en campos tan diversos como la lexicografía, los textos científicos y médicos, o la literatura de ficción. Es especialista en Literatura Española del Siglo de Oro, ámbito en el que también ha trabajado como editora. Se adapta a todo.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR